¿Qué es la comunicación empresarial? ¿Cómo conseguir que sea efectiva?

En este artículo queremos acercaros un poco más a conocer qué es la comunicación empresarial o corporativa y cómo se logra que sea efectiva, tanto interna como externamente. Trataremos de explicarlo desde nuestra experiencia como agencia de comunicación y gabinete de prensa.

comunicacion empresarial

¿Qué es la comunicación empresarial o corporativa?

La comunicación empresarial o corporativa es la comunicación que realiza una empresa u organización hacia todos los actores sociales de su entorno (trabajadores, consumidores, competencia, medios de comunicación…). Se trata de uno de los activos intangibles más importantes de una organización, ya que puede revertir crisis sociales, puede hacer que crezca la motivación de los trabajadores o que las ventas crezcan y los consumidores tengan un mayor engagement con la marca.

Existen muchas clasificaciones para dividir la comunicación corporativa. La principal de ellas divide la comunicación empresarial entre interna y externa. La comunicación interna es la dirigida a los empleados y se puede realizar a través de diferentes canales. Hace unas semanas os dejamos un artículo con 3 aplicaciones ideales para mejorar la comunicación interna.

La comunicación externa es la que se dirige a clientes actuales (a través de intranets, newsletters, redes sociales, etc.) y a clientes potenciales. También puede existir una comunicación dirigida al Estado (en caso de asociaciones de empresas españolas, por ejemplo) o al resto de personas del entorno, ya sea este un país, una provincia o una ciudad concreta. Todo ello dependerá del tipo de empresa.

¿Cómo conseguir que tu comunicación sea efectiva?

En primer lugar, la empresa debe establecer los objetivos que quiere conseguir. Y después establecer los criterios que deben imponerse en la forma de comunicar. Esta responsabilidad debe recaer en un departamento de comunicación experto o acudir a una agencia de comunicación empresarial.

Los objetivos pueden ser variados: mayores ventas, mejorar el engagement, motivar a los empleados, llegar a un público más amplio. Incluso puede haber varios objetivos diferentes. Para cada objetivo debe establecerse una estrategia y seleccionar los canales en los que se va a comunicar. Estos canales pueden ser los medios de comunicación (tradicionales o digitales), las redes sociales, emailing… y muchos otros.

Si las estrategias se definen correctamente para cumplir cada objetivo y los canales seleccionados funcionan (debemos siempre medir los resultados), la comunicación empresarial mejorará y será más efectiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.