¿Cómo ponerse en la piel del cliente a la hora de escribir?

En este post vamos a abordar uno de los retos de las agencias de comunicación: lograr comunicar como tu cliente lo haría.

En una agencia de comunicación uno de los recursos que más se utiliza y tiene una gran importancia en el momento de llevar a cabo una buena comunicación por parte de una empresa es saber escribir como si fueras tu propio cliente. Es decir, enfocarlo desde su perspectiva, teniendo en cuenta sus intereses y objetivos.

Esta cualidad, que en algunos casos resulta más complicada por la complejidad de lo que se está escribiendo o por el desconocimiento del tema, entre otros motivos, se puede entrenar y llegar a conseguir que acabe siendo una aptitud muy valiosa como comunicador.

En el momento de ponernos a escribir como nuestro cliente hay que tener en cuenta una serie de características de lo que se está escribiendo para poder especializarlo lo máximo posible y conseguir con la comunicación todos los objetivos marcados.  Aquí os dejamos estos 4 ámbitos a tener en cuenta a la hora de comunicar como tu cliente.

4 cosas a tener en cuenta para comunicar como tu cliente

  1. El tono de la comunicación. No todos los clientes requieren la utilización del mismo tono para los comunicados y no en todos se debe emplear el mismo tono a la hora de comunicar. Por una parte, hay que contemplar cuál es el lenguaje que suele utilizar el cliente y cuál es el propósito de la comunicación ya que el tono varía en función de qué se está comunicando y qué se quiere conseguir con ello. Es muy importante que, si el cliente no es consciente de esto, se le asesore siempre en interés de los objetivos corporativos.
  2. Qué se está escribiendo. El contenido de lo que se quiere comunicar es esencial a la hora de ponerse a escribir. Es necesario tener unos conocimientos previos sobre el tema y la historia de este tema con la empresa: si se ha hablado anteriormente sobre ello, cómo, qué se quería comunicar en su momento, etc. Asimismo, hay que establecer el objetivo de la comunicación, si es un posicionamiento, una crítica, si se está presentando un nuevo producto o servicio, un editorial, etc., ya que esto afecta a la manera de escribir el comunicado de prensa para que consiga el efecto deseado. Aquí la comunicación con el cliente es fundamental ya que es la empresa la que proporciona el contenido y nosotros quienes definimos cómo los presentamos.
  3. Para quién se está escribiendo.  Otro de los factores a valorar cuando se tiene que escribir en nombre de un cliente es a quién te diriges, es decir, quién va a ser el público objetivo. Esto es importante porque dependiendo de ello utilizarás un tipo de lenguaje u otro. Por ejemplo, si estás escribiendo una nota de prensa para una empresa de ingeniería y trata sobre un tema técnico no utilizarás el mismo lenguaje que si esa misma empresa se estuviera dirigiendo a los consumidores.
  4. Qué canal. Dónde se va a leer o escuchar el mensaje del cliente también es primordial para saber exactamente cómo vas a escribir o decir lo que se quiere comunicar. No es igual escribir una nota de prensa que se enviará a los medios de comunicación que escribir un tweet o publicar un post en LinkedIn. El canal condiciona tu forma de elaborar los contenidos para adaptarlos al mismo.

Tras valorar todas estas cuestiones sabrás cuál es el tipo de lenguaje que mejor se adapta a los objetivos de la comunicación y al cliente en concreto para el que estás escribiendo. Comunicar como tu cliente y enfocar cada trabajo desde su punto de vista, asumiendo sus objetivos, intereses, públicos, herramientas, situación y posicionamiento, y a todo ello sumarle nuestro conocimiento y experiencia como profesionales de la comunicación, resulta fundamental para comunicar de manera eficaz.

Etiquetado con: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.