De cortar y pegar a hacer ‘click’ para confeccionar el press book

El tránsito del papel a lo digital se produjo con una gran celeridad. La era digital venía pisando fuerte y era inevitable ajustar nuestra metodología de trabajo a este cambio. Así, los enlaces fueron copando progresivamente los press books

De cortar y pegar a hacer clic para confeccionar el press book
En las agencias de comunicación éramos conscientes de que esta transformación nos afectaría en gran medida. Si como profesionales de la información sabíamos que la adaptación tenía que ser inminente, la única vía hacia la que nos teníamos que dirigir era la de adecuar nuestro trabajo a la comunicación 2.0. Confeccionar las notas de prensa acorde con las nuevas exigencias de internet era ineludible para que nuestras noticias tuviesen cabida en este tipo de medios y alcanzasen la notoriedad deseada. Los contenidos empezaban a ser muy visuales y tenían que captar la atención del usuario desde el primer momento para que el ‘pasar de página’ de la revista o el periódico no se convirtiera en ‘abandonar la página’ en internet.

Los ejecutivos de cuentas comprobábamos cómo poco a poco las notas de prensa que enviábamos a los medios de comunicación aparecían reflejadas en las publicaciones digitales que iban emergiendo, así como en las nuevas ediciones online de los medios ya existentes. Escanear los artículos recogidos en las revistas y los periódicos continuaba siendo una tarea más del día a día que empezaba a convivir con la búsqueda en internet para localizar nuestras noticias. Así, paulatinamente los press books se iban cargando de enlaces. Sin duda, el ‘boom’ digital estaba cogiendo ritmo e iba por la senda del crecimiento. Asimismo, engrosar los press books de esta forma contribuía a que la visibilidad de las notas de prensa aumentara considerablemente debido al gran abanico de nuevos medios de comunicación que iban abriéndose camino en la era digital. La irrupción de los medios online implicaba más posibilidades de aparecer en los mismos al actualizarse constantemente, pero era esencial que los clientes fuesen conscientes de la importancia que irían cobrando con el paso del tiempo, aunque por supuesto las apariciones impresas seguirían conservando su ‘esencia’.

En la actualidad, el cliente es totalmente consciente del valor que tiene que, al sumergirse en la red, el lector tenga acceso a todas las novedades de la compañía para su posicionamiento respecto a la competencia. Fue difícil convencerles de que tener presencia en las publicaciones online era imprescindible para que siguieran estando al tanto de sus novedades pero en la actualidad es una realidad que ni se plantea. Tener cabida en revistas y medios impresos era el principal reclamo de los clientes, pero a medida que iba pasando el tiempo comprobaban que también era esencial crear contenido digital.

Las publicaciones online aportaban muchas ventajas que enriquecían aún más la comunicación corporativa. Tener la posibilidad de recoger las apariciones de los medios que han publicado la nota de prensa lanzada recientemente suponía un gran avance ya que junto al cliente podías valorar su repercusión de manera inmediata. Para los ejecutivos de cuentas, estar pendientes de las alertas de google para recibir los avisos de las apariciones de las notas de prensa y, a su vez, de las revistas con las apariciones de los clientes se fue convirtiendo en una constante en el momento de confeccionar el press book. Atrás quedó limitarse al hecho de recortar y pegar que dio paso a escanear. Ambas representan la combinación perfecta, por lo que los press books están más enriquecidos que nunca. La mezcla de contenido online e impreso es perfecta, así que solo podemos continuar ajustando nuestra labor a los requerimientos que las nuevas tecnologías imponen. Hace unos años tuvimos que asimilar que entre clics iba a andar el juego… ¿qué será lo siguiente?

Ana Serrano
FA comunicación