El tweet perfecto

140 caracteres para #comunicar a través de @twitter y conseguir el mayor número de #seguidores

El tweet perfecto

Con esa longitud como máximo en tu mensaje, sintetizar y quedarse con lo importante es imprescindible. Hoy en día, en España hay alrededor de 3,5 millones de usuarios registrados en esta red social, entre los que encontramos perfiles que tratan temas muy diferentes.

“Follow” y “unfollow” en este tipo de redes sociales supone solamente un click, por ello la información que les llega en forma de tweet tiene que tener algo especial para interesar tanto a nuestras personas cercanas como a las que no conocemos. A veces la clave para diferenciarte depende de atender a una serie de pautas para que nuestro tweet tenga más interacción y llegue más lejos.

Aquí exponemos las más importantes para practicar el arte de escribir el tweet perfecto.

Debes ser breve y conciso: ve al grano. Los tweets cortos tienden a generar un mayor número de clics y permiten añadir contenido a los usuarios que te retweetean.

Usa vocabulario cercano: no te las des de Shakespeare y utiliza una terminología llana y cercana, sin pasarte con los coloquialismos. Evita también el lenguaje comercial.

Utiliza #hashtags: marca con los #hashtags las palabras clave de tus tweets pero sin abusar. Entre 1 y 3 hashtags por tweet es más que suficiente. Y cuando utilices uno de dos palabras, hazlo con el método joroba: #DíaLibro.

Acortar las URL’s ya no es necesario: tanto el link completo como acortado ocupa en un tweet 23 caracteres.

Añade links, imágenes, vídeos y los novedosos GIFs: este tipo de tweets tienen más viralidad porque el contenido visual atrae más la atención de la audiencia y hace que esté más predispuesta a leerlo. Se pueden añadir un máximo de cuatro imágenes que ocupan 24 caracteres tanto una como varias. Por su parte, sólo puede añadirse un GIF por tweet con un coste de 24 caracteres.

Pon el link y el #hashtag juntos: si usas el #hashtag al final del tweet junto al link, tendrás más interacciones.

No uses mayúsculas: las mayúsculas en redes sociales y blogs son sinónimo de gritar. Cuidado con esto, alguien podría ofenderse.

Cuida la ortografía: no hay peor cosa que publicar tweets con faltas de ortografía. Además, utiliza acrónimos y abreviaciones conocidas y mantén intacto el nombre de empresas, organismos e instituciones.

Ojo con la puntuación: evita el uso de exclamaciones e interrogaciones en el mismo tweet. Estadísticamente los tweets destacados están conformados por estructuras simples y una correcta puntuación.

Tweets sobre actualidad: las noticias de última hora se adaptan al contexto de una mayor cantidad de personas. Este tipo de tweets tienen un 40% más de posibilidades de RT, por la empatía y conversación que generan con otros followers.

Mencionar fuentes y marcas conocidas: los tweets que hacen referencia a medios de comunicación importantes y marcas de prestigio son más compartidos.

Contenido de valor: no compartas solo información de tu blog o tu página web. Según los que más saben de esto lo ideal es compartir tus posts el 20% de las veces y contenido externo de calidad el 80% restante. Aumentará tu clicabilidad (CTR).

Son algunas pautas que generalmente concuerdan con las cuentas de más éxito, pero no se trata de una norma, a través de la práctica se puede observar qué gusta más, genera más conversación o más retweets y adaptarlo al estilo de tus mensajes.

Alejandro Galindo
FA comunicación