Elecciones ‘moviditas’

Es obvio que estamos copiando el modelo americano en cuanto a comunicación electoral. ¿Influirán los bailes de nuestros políticos en los resultados de las elecciones?

Elecciones moviditas

Enceder la televisión y encontrar a un miembro de algún partido político interpretando una coreografía de la canción del momento se ha convertido en una costumbre bastante consolidada. ¿Influirá esta tendencia en el número de sufragios que depositen los ciudadanos cuando ejerzan su derecho al voto? El próximo 20 de diciembre se despejará esta duda pero hasta entonces, parece ser que el leitmotiv que se adopta entre los políticos es¡Que me quiten lo bailao!

La cuenta atrás para la cita de los electores con las urnas ha comenzado. La proximidad de esta fecha siempre ha supuesto para los políticos el inicio de una ronda de mítines en las diferentes cadenas de televisión, pero durante este año las promesas electorales han adquirido un marcado ritmo. Los meses electorales en los que los partidos políticos lanzaban alegatos detrás de un atril han quedado relegados a un segundo plano para abrir paso a sus bailes. Se avecinan unas elecciones ‘moviditas’ en las que los políticos se proponen conquistar a sus votantes con una hoja de ruta protagonizada por sus coreografías. Renovarse o morir es la nueva premisa a la que deben responder aquellos que se postulen a la presidencia de España.

Los bailes de los políticos copan las cadenas de televisión en las últimas semanas. Se trata de un nuevo método para atraer a los electores que no deja indiferente a nadie. “¿Viste ayer a Sáenz de Santamaría bailando?” Esta es la cuestión que protagonizaba las conversaciones entre amigos o compañeros de trabajo tras la actuación de la vicepresidenta del Gobierno en un programa de televisión. Sin duda, los políticos se han propuesto que los electores hablen de ellos, y lo han conseguido. Sus arranques desenfrenados a la hora de mover sus caderas en los diferentes formatos televisivos han desembocado en que todos los medios de comunicación aborden sus apariciones estelares en los talk show.

‘Dime cómo bailas y te diré qué político eres’ parece ser el lema que impera en las sedes de los partidos políticos donde la vergüenza se deja en casa para ‘vender’ los programas electorales a través de pasos de baile. Como si de alzarse con el premio a la mejor canción del verano se tratase, los políticos se han propuesto dar lo mejor de sí mismos para imponerse con el distintivo al mejor baile electoral. ¿Ganará el que demuestre la mayor destreza al moverse o el que más impetu e ilusión le ponga? Esta pregunta no podrá resolverse hasta el próximo mes de diciembre, pero la cuestión que ahora está sobre la mesa es si los políticos están copiando el modelo americano para que sus mensajes calen en su electorado. Parece que la presencia de los políticos en formatos como los talk show obedece a su intención de ofrecer su lado más humano con el fin de enclavar su mensaje en la mente de los ciudadanos de una manera más cercana y distendida, así como con el fin de potenciar su visibilidad en los medios de comunicación.

Es un hecho que quieren presentarse ante los ciudadanos como si ellos fuesen uno más, una persona que atiende sus problemas y busca soluciones. El modelo de los políticos americanos orquestado para trasladar sus propuestas electorales está ganando cada vez más terreno en nuestro país, por lo que Esperanza Aguirre, Miquel Iceta o Soraya Sáenz de Santamaría no han mostrado ninguna reticencia a la hora de ganarse el calor del público a cambio de unos pasos de baile. Va a ser que rechazar un baile no será una opción para los candidatos, ya que quien no se desmelene está destinado a reducir su número de apariciones en los medios de comunicación.

¿Tendrán los ciudadanos en mente el baile de su político elegido a la hora de depositar su voto en las urnas? Si bien no podemos contestar a esa pregunta todavía, de lo que no cabe ninguna duda es de que la recta final de la convocatoria electoral se augura ‘movidita’. El ‘Mira quién baila’ de los candidatos está más interesante que nunca. ¿Quién será el siguiente en demostrar sus dotes para el baile de la plana electoral? ¡Se admiten apuestas!

 

 

 

 

Ana Serrano
FA comunicación