La importancia de ‘ganar’ felicidad en el trabajo

En el ‘Día Mundial de la Felicidad’ hemos querido dedicar un espacio de nuestro blog ‘En clave de FA’ a analizar la importancia de que la felicidad impere cada día en los puestos de trabajo. Sin duda, el bienestar del empleado es uno de los principales aspectos que garantiza el buen desarrollo de la comunicación interna, por ello las empresas tienen que invertir muchos esfuerzos en garantizarlo

La importancia de ganar felicidad en el trabajo
No hay medicina que cure lo que no cura la felicidad, decía el escritor y Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez. Cuando le preguntas a alguien qué le hace feliz, los principales motivos que suele esgrimir son la familia, los amigos, viajar, vivir en un sitio que le gusta, tener el coche de sus sueños, entre otros, pero ¿y el trabajo? ¿Cómo nos afecta? El concepto ‘salario emocional’ (la felicidad del trabajador) ha cobrado en los últimos años una gran importancia en las compañías y por lo tanto en su comunicación interna. Por ello, nos hemos hecho eco de la VII Encuesta Adecco sobre Felicidad en el trabajo, realizada por The Adecco Group a más de 3500 trabajadores, de la que se desprenden datos muy llamativos sobre cuál es el estado de ánimo de los españoles durante su jornada laboral. Y aunque es común vincular tu oficio con algo que haces de manera obligada, el estudio revela que el 76,7% de los empleados encuestado durante el año pasado es feliz en su trabajo, mientras que el 23,4% muestra la opinión contraria.

¿Y de qué depende esta actitud positiva? Arrinconando las circunstancias personales del empleado, los participantes indican que un buen entorno laboral en el que prevalezcan las relaciones personales fluidas y el compañerismo es el factor mejor valorado (8.23 puntos sobre 10). Otro aspecto que incide en estar contento es la flexibilidad horaria (8,19 puntos) seguido de contar con un buen jefe (8.02 puntos). A continuación, se posicionan el desarrollo de las habilidades personales y competencias (7,89 puntos) y disfrutar de una buena remuneración (7,86 puntos).

Como mencionábamos anteriormente, el ‘salario emocional’ ha adquirido una gran trascendencia, según se desprende de la encuesta en la que un 64% estaría dispuesto a ganar menos en términos económicos si implicase ‘ganar’ más en felicidad. Si es importante ser feliz en cada momento de la vida cómo no lo va a ser en un lugar donde inviertes más de ocho horas cada día. Por ello, el estudio pone de manifiesto que los españoles piensan que la productividad está vinculada a la felicidad laboral. El 98,6% considera que los trabajadores rinden más cuando desarrollan su jornada laboral en un ambiente favorable. Asimismo, 6 de cada 10 participantes en la encuesta declaran que no ser feliz en el puesto de trabajo afecta a otras esferas de la vida personal. Esto refleja la relevancia que tiene para los trabajadores que la compañía los valore a nivel profesional reconociendo sus méritos y se involucre en su bienestar. En esta línea, parece ser que el trabajo sí da la felicidad.

La encuesta también muestra cómo son de felices los trabajadores dependiendo del lugar de residencia. Así, los murcianos (84,4%) son los que manifiestan un mayor grado de satisfacción cuando están desempeñando su labor profesional junto con los oriundos del País Vasco (79,4%) y Canarias (78,1%). Sin embargo, los ciudadanos de Cantabria, Galicia y Extremadura experimentan un mayor descontento mientras ejercen su profesión. ¿Y qué están dispuestos a hacer los españoles por buscar su felicidad en el trabajo? 6 de cada 10 encuestados matizan que el no ser feliz en su puesto no sería motivo suficiente para abandonarlo, aunque un 36,7% arguye que sí correrían ese riesgo.

Radiografía del ‘salario emocional’ a nivel europeo

Si se tiene en cuenta el bienestar de los asalariados a nivel europeo, éste sufre variaciones dependiendo de la zona geográfica que se tenga en mente. Por ello, otra de las conclusiones que se extrae del estudio es que una abrumadora mayoría de los encuestados (88.6%) declara que les gusta ejercer su profesión en España, mientras que el 11,4% restante señala que estaría más satisfecho desarrollando su profesión en otro país. Los participantes también respondieron a una cuestión relacionada con la racionalización de los horarios y la posibilidad de trabajar desde casa. La respuesta fue contundente: el 85.9% aboga por esta modalidad de trabajo frente al 14.1% que lo descarta.

Ama lo que haces y no trabajarás ni un solo día de tu vida dice un proverbio chino y si además se lleva a cabo en un clima laboral marcado por la felicidad… ¿qué más se puede pedir? Seguro que si en el contrato de trabajo figurase la ‘felicidad garantizada’, todo el mundo lo firmaría con los ojos cerrados, porque ‘ganar’ felicidad en el trabajo no tiene precio. No obstante, seguro que los grupos de whatsapp continuarán cargándose los lunes de mensajes que incitan a sonreír y a afrontar la semana con fuerza y buen humor: “lunes, la primera oportunidad de la semana para ser feliz”, “hoy será el mejor lunes de toda la semana” o “sin lunes no hay viernes” son algunas de las frases que aterrizan en todas las conversaciones.

Ánimo porque hoy es martes, así que ya falta un día menos para que acabe la semana. ¡Feliz Día Mundial de la Felicidad!

Ana Serrano
FA comunicación