Reinventarse, esencial para el director de comunicación

El Anuario de la Comunicación 2017, realizado anualmente por la Asociación de Directivos de Comunicación (Dircom), refleja las nuevas tendencias que tendrá que asimilar el director de comunicación en el momento de desarrollar su labor profesional

Renovarse esencial para el director de comunicación
Lo cierto es que la transformación se está produciendo de manera acelerada, por lo que los expertos tienen que adecuarse a un ritmo vertiginoso a las nuevas tendencias que van adentrándose en el ámbito de la comunicación si quieren poder ofrecer los últimos servicios a sus clientes. Tanto durante la presentación del documento como en el Congreso realizado el pasado mes de octubre bajo el lema ‘Reinventar la profesión’, la asociación incidió en los siguientes puntos básicos a los que hay que prestar una especial atención, ya que sin duda son los retos que el responsable de comunicación de una empresa tendrá que afrontar: confianza, reputación y transparencia, estrategia y comunicación, públicos internos, comunicación móvil, big Data, contenidos y empresa social – sostenibilidad.

En cuanto al primer punto, se incide tanto en la importancia de generar confianza así como de recuperarla en el caso de que se haya perdido. Asimismo, el anuario destaca que ahora más que nunca la estrategia de la empresa y la comunicación deben ir de la mano. En relación a los públicos internos, el anuario hace especial hincapié en la relevancia de que tanto los profesionales como los trabajadores proyecten una imagen positiva de las compañías. “Son los principales prescriptores de la marca y hay que trabajar con ellos y de la mano de RR.HH”, según se matiza. Asimismo, el documento precisa que ante la comunicación móvil que impera en nuestra sociedad, es crucial que prime la calidad de los contenidos junto con su adaptación a los nuevos entornos. “Cómo conectar con nuestras audiencias a través de estas plataformas”, destaca el anuario.

En lo que se refiere al Big Data, el anuario lo sitúa como una de las últimas novedades que también afectarán a la comunicación. Por ello, un espacio del informe está dedicado exclusivamente a este aspecto: cómo gestionar y sacar el máximo partido a la cantidad ingente de datos de los que disponen las compañías. Desde la institución afirman que se trata de una tendencia que no hay que perder de vista a medio plazo y que ya está afectando a otros departamentos de las empresas. Por último, el aspecto social se basa en la demanda existente de ser empresas cada vez más transparentes, sostenibles y responsables.

Tal y como destacan desde la asociación, todos estos factores van encaminados a hacer la comunicación más útil, eficiente, ética y decisiva para la sociedad. Seguramente el anuario del próximo año venga cargado de más novedades que nos afectarán en mayor o menor medida a todas las agencias y gabinetes de prensa, pero mientras tanto es esencial ir respondiendo a las exigencias que ya están presentes en nuestro sector. Sin duda, reinventarse es crucial para ejecutar nuestra labor profesional con diligencia y precisión.

Ana Serrano
FA comunicación