¿Somos más creativos mientras caminamos?

En este post de nuestro blog ‘En clave de FA’ hemos abordado la importancia de la creatividad en los profesionales de cualquier ámbito pero sobre todo, en el de la comunicación, que es el que nos afecta. Para ello, hemos rescatado una divertida charla de TED Talk en la que la conferenciante explica una prueba sobre creatividad a la que sometieron a un grupo de personas, obteniendo resultados bastante llamativos sobre cuándo somos más creativos. ¡Esperamos que os guste!

Somos más creativos mientras caminamos
‘Want to be more creative? Go for a walk’ o ‘¿Quieres ser más creativo? Ve a dar un paseo’ en español es el nombre de la charla en la que la investigadora Marily Oppezzo aborda cómo, tras someter a un grupo de personas a diferentes tests en los que tenían que demostrar su creatividad generando durante 4 minutos el mayor número de ideas posibles, se concluye que esta habilidad se potencia mientras andamos. Tal y como señala la conferenciante, asociamos el proceso creativo con una serie de elementos vinculados con el sufrimiento: sangre, sudor y lágrimas, pero en el vídeo se evidencia que puede ser más sencillo.

Que el movimiento del cuerpo agudice nuestra capacidad para crear. Oppezzo trata esta correlación que seguramente a pocas personas se le ha ocurrido alguna vez. La creatividad es una de las cualidades más demandadas en los profesionales de la información. Algunas de las actividades que desarrollamos durante nuestra jornada laboral requieren creatividad, por lo que es importante saber cómo impulsar esta cualidad, ya que en muchas ocasiones representa un valor añadido que marca la diferencia. Por ello, este tipo de hallazgos puede ayudarnos en el momento de afrontar con éxito nuestras tareas diarias.

¿Y cuándo podemos calificar algo como creativo? Oppezo apunta que el término creatividad significa ‘novedad adecuada’. La primera palabra implica que nadie lo haya dicho antes y la segunda supone que tiene que ser realista. Los participantes tuvieron que verter ideas sobre las utilidades de una llave aparte de su función para abrir una cerradura. Por supuesto, todas las respuestas tenían que ser una ‘novedad adecuada’ para ser aceptadas. Los participantes se dividieron en tres grupos para ejecutar la misma prueba dos veces. El primer grupo la llevó a cabo sentado en ambas ocasiones, el segundo se sentó la primera vez y después la realizó en una cinta y el último grupo estuvo en ésta ambas veces. Tras la finalización de la misma, se puso de manifiesto que aquellos que estaban sentados y después andando estaban más estimulados así como los terceros, que habían caminado primero, continuaron siendo creativos. Así, en la charla se refleja que la creatividad de las personas que han corrido en la cinta se potencia, mientras que aquellas que no lo habían hecho, no aportaron tantas ideas.

Además, la conferenciante ofrece una serie de consejos si decidimos realizar una caminata destinada a generar ideas. Oppezzo se centra en coger una idea para desarrollar un brainstorming y para esta actividad propone salir a caminar por un sitio que te agrade como ayuda para provocar más pensamientos. A continuación, anima al público a generar el mayor número posible de ideas sobre el tema escogido. En este punto, la investigadora indica que es vital no limitarse solo a la primera idea que asalta a nuestra mente sino que es necesario que continúen fluyendo y después escoger dos para desarrollar. Ante la posibilidad de que se olviden, señala que se escriban y por último, insiste en la relevancia de establecer un límite de tiempo para culminar la misión. Y termina la charla con una divertida metáfora proponiendo coger la correa y sacar a pasear sus ideas.

En nuestro caso habrá que experimentar si sería productivo ir a dar un paseo como fase previa a la confección de un comunicado o la organización de una rueda de prensa o evento. Existe la posibilidad de que después nos resulte más fácil elaborar un titular original, así que ¿por qué no intentarlo ahora que viene el buen tiempo? A lo mejor nos sorprendemos de nuestros propios resultados. Y si no, caminar siempre es un buen plan.

Ana Serrano
FA comunicación