Twitter 1 – RAE 0

A veces cuesta entender la incorporación de ciertos términos apenas usados al diccionario de la RAE (Real Academia Española), y la no incorporación de otros de uso generalizado

Twitter 1 – RAE 0 - ¿Twittear o tuitear?
¿Tweet o Tuit? ¿Twittear o Tuitear? No somos pocos los que, en la comunicación 2.0, hemos tenido esta duda en más de una ocasión. Una duda cuya respuesta se antoja complicada. Veamos por qué.

Por un lado, la Real Academia Española de la Lengua (RAE) ya dio su veredicto en 2012, cuando José Manuel Blecua, actual director de la institución, anunció que serían incluidas nuevas palabras relacionadas con esta red social en la XXIII edición del Diccionario de la RAE. Dicho y hecho. Cuando la nueva edición fue presentada, entre las incorporaciones encontramos ‘tuit’, ‘tuitear’, ‘tuiteo’ y ‘tuitero’.

Por su parte, la famosa plataforma 2.0 se niega a españolizarse (del todo). Twitter cuenta en su centro de ayuda con un amplio glosario en el que se impone la ortografía anglosajona aunque con un toque español en los verbos. Además, la red social no contempla nada similar a ‘tuiteo’ ni a ‘tuitero’, aunque sí encontramos ‘retweet’ y ‘retwittear’, términos no aceptados por la Academia.

¿Quién tiene razón?

Si se atiende al promedio de búsquedas mensuales, un revelador e importante dato proporcionado por Google Adwords señala que son los términos propuestos por la red social los que ganan por goleada. Veamos qué dicen estos datos. En España, el término más buscado relacionado con Twitter es ‘Tweet’, con un promedio de 3.600 búsquedas mensuales. Frente a ella, su versión española ‘Tuit’ obtiene sólo 1.300. Las distancias se agrandan si comparamos los datos internacionales, aunque también en español: 201.000 frente a 8.100. Por su parte, ‘tuiteo’ sólo tiene un promedio de 20 búsquedas en España, aunque la cifra fuera de nuestro país, 210, tampoco es exagerada. Unos resultados que hablan por sí solos. Sin embargo, ninguna de las formas sería incorrecta, puesto que la RAE únicamente recomienda el uso de la forma propia por delante de un extranjerismo.

La XXIII edición del diccionario, publicada en octubre de 2014, incorpora “términos imparables que describen estas nuevas actividades”, según Blecua. Adaptarse y modernizarse está muy bien pero, ¿por qué sólo respecto a unas herramientas concretas? ¿Es que acaso es un término más “imparable” ‘tuiteo’, con 20 búsquedas mensuales en España, que ‘email’ con 90.500? ¿Enviar un email (con un promedio de 11 millones de búsquedas mensuales en español a nivel global) no “describe una nueva actividad”, de la misma forma que lo hace ‘tuitear’(880)? Sabemos que en español existe ‘correo electrónico’ pero sólo hay que mirar los números (otra vez) para ver que el dúo de palabras patrio es 20 veces menos utilizado en búsquedas en español que la palabra anglosajona. Parece ser que la respuesta a estas cuestiones para los académicos de la RAE es negativa, ya que ‘email’ no aparece en ninguna de las ediciones del Diccionario ni hay anuncios de que pueda estarlo. Quizás haya que esperar un par de años más, a la XXIV edición, para poder encontrar algún vocablo de ortografía similar a la de ‘imel’ o ‘imail’ dentro de las páginas de la obra de referencia de la lengua española, que compita con otros vocablos admitidos por estar a la cabeza del ranking de términos menos empleados. O no.

Twitter 1 – RAE 0 - Otros vocablos admitidos

Alejandro Galindo
FA comunicación